La gran división en las tasas de interés: los funcionarios del banco están divididos a tres bandas sobre el costo del endeudamiento

El Banco de Inglaterra reveló ayer su mayor división en 16 años cuando votó a favor de mantener las tasas de interés en 5,25 por ciento.

Seis miembros del comité de política monetaria (MPC) que fija los tipos del Banco respaldaron la decisión.

Pero dos votaron a favor de un aumento al 5,5 por ciento y uno, Swati Dhingra, presionó por un recorte al 5 por ciento.

El MPC no se ha dividido en tres partes entre quienes están a favor de recortar, subir y mantener las tasas desde 2008.

La elección de Dhingra fue la primera votación a favor de un recorte desde marzo de 2020, cuando quienes fijaban las tasas estaban flexibilizando la política monetaria en medio de temores de un colapso económico ante la pandemia.

Seis miembros del comité de política monetaria que fija las tasas del Banco respaldaron la decisión.  Pero dos votaron a favor de un aumento al 5,5% y uno, Swati Dhingra, presionó por un recorte al 5%.

Seis miembros del comité de política monetaria del Banco que fija los tipos respaldaron la decisión. Pero dos votaron a favor de un aumento al 5,5% y uno, Swati Dhingra, presionó por un recorte al 5%.

La decisión se tomó cuando el Banco pronosticó que la inflación caería, aunque temporalmente, al 2 por ciento para el segundo trimestre de este año.

El gobernador Andrew Bailey dijo que la inflación estaba “moviéndose en la dirección correcta” y el banco central descartó el lenguaje anterior que advertía que las tasas aún podrían subir.

Pero añadió: “Necesitamos ver más evidencia de que la inflación va a caer hasta el objetivo del 2 por ciento, y permanecer allí, antes de que podamos bajar las tasas de interés”.

Los economistas esperaban que sólo un miembro del MPC votara a favor de un aumento y que el resto mantuviera los tipos sin cambios.

La libra, que había caído cerca de 1,26 dólares antes de la decisión del Banco, subió bruscamente a más de 1,27 dólares después de que se publicaron los detalles del debate.

Sin embargo, los mercados todavía ven una probabilidad de 50/50 de que comience a recortar las tasas en mayo y apuestan a que caerán al 4,25 por ciento para fin de año.

Bailey dijo que no sería un ‘trabajo hecho’ si la inflación cae – como espera el Banco – al 2 por ciento en la primavera, pero sí señaló que el próximo movimiento de las tasas de interés probablemente sea a la baja.

Dijo: ‘La pregunta probable ha pasado de “¿Cuán restrictivos debemos ser?” a “¿Cuánto tiempo necesitamos mantener esta posición?”

La cautela del Banco se hizo eco de la de la Reserva Federal de Estados Unidos un día antes. También eliminó la advertencia de que las tasas aún podrían tener que subir, pero el presidente de la Fed, Jerome Powell, dijo que era poco probable un recorte en su próxima reunión en marzo.

El Banco de Inglaterra se abstuvo de ofrecer una orientación tan explícita.

Dijo que su cautela sobre los recortes se debía a que el impacto de la fuerte caída de los precios de la energía sobre la tasa de inflación general se desvanecería rápidamente, dejando que ésta aumentara hacia el 3 por ciento para fin de año.

El Banco también está preocupado por el alto crecimiento de los salarios y la presión que esto podría causar, aunque Bailey dijo que no querría “predicar” sobre el tema, ya que se metió en problemas antes cuando instó a la moderación salarial.

La interrupción del transporte marítimo a través del Mar Rojo, donde los buques están siendo atacados por rebeldes hutíes, también plantea “riesgos materiales”, dijo el Banco.

Jonathan Haskel y Catherine Mann, los miembros del MPC que votaron a favor de un aumento, argumentaron que la caída de la tasa general de inflación enmascaraba una “persistencia inflacionaria profundamente arraigada”.

Pero Dhingra, la única paloma del Banco, dijo que esperar caídas pronunciadas en las señales de crecimiento de precios “llevaría aparejado el riesgo de un ajuste excesivo” en un momento en que las perspectivas económicas del Reino Unido siguen siendo débiles y las vacantes de empleo están cayendo.

La economista de Investec, Sandra Horsfield, afirmó: ‘La inusual división de votos podría dar la impresión de que la dirección de los tipos de interés a partir de ahora es excepcionalmente incierta. De hecho, ese no es el caso.

‘El gobernador Andrew Bailey dejó muy claro que… el debate en el MPC ahora ha cambiado.

“A los ojos colectivos del MPC, es una cuestión de cuándo y cuánto, no de si se deben recortar las tasas”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *