Panel de la corte federal de EE. UU. rechaza el argumento de Trump de que es inmune al procesamiento electoral de 2020

Un panel federal de apelaciones dictaminó el martes que Donald Trump puede enfrentar un juicio por cargos de conspiración para anular los resultados de las elecciones de 2020, rechazando las afirmaciones del expresidente estadounidense de que es inmune al procesamiento.

La muy esperada decisión unánime de un panel bipartidista marca la segunda vez en otros tantos meses que los jueces han rechazado los argumentos de inmunidad de Trump y han sostenido que puede ser procesado por acciones realizadas mientras estaba en la Casa Blanca y en el período previo al 6 de enero. de 2021, cuando una turba de sus partidarios irrumpió en el Capitolio de Estados Unidos.

“No podemos aceptar que la oficina de la Presidencia coloque a sus antiguos ocupantes por encima de la ley para siempre”, escribieron los jueces. El panel rechazó el argumento de que los presidentes en el futuro enfrentarían un mayor riesgo de ser procesados.

La fecha del juicio en el caso de interferencia federal en las elecciones de Trump conlleva enormes ramificaciones políticas, y el favorito de las primarias republicanas espera retrasarlo hasta después de las elecciones del 5 de noviembre. Si Trump derrota al presidente Joe Biden, presumiblemente podría intentar utilizar su posición como jefe del poder ejecutivo para ordenar a un nuevo fiscal general que desestime los casos federales o podría buscar un perdón para sí mismo, hundiendo al país en un territorio sin precedentes.

El tribunal de apelaciones ocupó un lugar central en la disputa de inmunidad después de que la Corte Suprema dijera el mes pasado que se mantendría al menos temporalmente al margen, rechazando una solicitud del fiscal especial Jack Smith de abordar el asunto rápidamente y emitir un fallo rápido.

La cuestión legalmente no probada ante el tribunal fue si los ex presidentes pueden ser procesados ​​después de dejar el cargo por acciones tomadas en la Casa Blanca relacionadas con sus deberes oficiales.

El jueves, la Corte Suprema considerará otra cuestión legal derivada de un intento fallido de aferrarse al poder después de que perdió las elecciones de 2020 ante Biden. Los tribunales de Colorado han dictaminado que Trump no es elegible para aparecer en las boletas estatales porque participó en una insurrección tal como se define en la Sección 3 de la 14ª Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos.

MIRAR l La inusual campaña presidencial del ‘actual’:

Primarias electorales en Estados Unidos: ¿aún más caóticas de lo habitual? | Sobre eso

Las primarias presidenciales estadounidenses de 2024 están en marcha con todas sus complejidades caóticas habituales, pero este año hay un giro adicional. Andrew Chang analiza cómo suelen funcionar las primarias y por qué 2024 se perfila como tremendamente diferente.

“Colapsaría” la separación de poderes: jueces

Los abogados de Trump argumentaron ante el panel federal que sus esfuerzos postelectorales, incluido el acoso a su vicepresidente Mike Pence para que se negara a certificar los resultados de las elecciones, caían todos dentro de los “perímetros exteriores” de los actos oficiales de un presidente.

Pero el equipo de Smith ha dicho que no existe tal inmunidad en la Constitución de Estados Unidos ni en casos anteriores y que, en cualquier caso, las acciones de Trump no formaban parte de sus deberes oficiales.

Lea el fallo del panel de apelación:

“En el fondo, la postura del expresidente Trump colapsaría nuestro sistema de poderes separados al colocar al presidente fuera del alcance de las tres ramas”, escribieron los tres jueces.

La jueza de distrito estadounidense Tanya Chutkan, que preside el caso, rechazó los argumentos de Trump en una opinión del 1 de diciembre que decía que la oficina del presidente “no otorga un pase vitalicio para salir de la cárcel”.

Luego, los abogados de Trump apelaron ante el tribunal de apelaciones de DC, pero Smith pidió a la Corte Suprema que intervenga primero, con la esperanza de asegurar un fallo rápido y definitivo y preservar la fecha del juicio del 4 de marzo. El tribunal superior rechazó la solicitud y dejó el asunto en manos del tribunal de apelaciones.

Chutkan pospuso la semana pasada la fecha del 4 de marzo.

El caso fue discutido ante los jueces Florence Pan y J. Michelle Childs, designados por Biden, un demócrata, y Karen LeCraft Henderson, quien fue nombrada para el cargo por el presidente George HW Bush, un republicano.

Planes para apelar

Un portavoz de Trump dijo que el candidato apelaría el fallo.

Los jueces dieron a Trump hasta el 12 de febrero para pedirle a la Corte Suprema que suspendiera el fallo.

No está garantizado que los jueces de la Corte Suprema se hagan cargo del caso antes de que finalice su mandato actual en junio, o que lo hagan en absoluto. También podría pedirle a todo el tribunal de apelaciones que escuche el argumento.

La cuestión de la inmunidad podría afectar potencialmente una acusación de 13 cargos que enfrenta Trump en Georgia por intentar revertir su derrota de 2020 ante Biden en ese estado.

La posible inmunidad presidencial de Trump no entra en juego para un juicio programado para el 20 de mayo por acusaciones de que retuvo ilegalmente documentos gubernamentales después de dejar la presidencia a principios de 2021. Pero el ritmo de los fallos previos al juicio ha puesto en duda si se mantendrá esa fecha de inicio.

El 25 de marzo, se enfrenta a un juicio en Nueva York acusado de falsificar registros comerciales para encubrir pagos de silencio sobre supuestas relaciones extramatrimoniales que no quería que se hicieran de conocimiento público durante la campaña presidencial de 2016.

El peligro legal ha tenido altos costos para Trump y sus partidarios, según datos de gastos de campaña electoral federal.

Trump es el primer presidente que enfrenta acusaciones penales.

Bill Clinton, en sus últimos días en el cargo, llegó a un acuerdo que garantizaba que no enfrentaría procesamiento, por dar falso testimonio bajo juramento sobre su relación con la becaria de la Casa Blanca Monica Lewinsky. Clinton pagó una multa y le suspendieron la licencia de abogado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *